lunes, 17 de agosto de 2015

Nueva Nit del Art en el Atelier


                                                               (Pincha en la foto)

Una vez más en este valle de Sóller se adelantaron las nubes a los artistas y a sus obras, regalándonos ellas -así sin más- copiosas lluvias a modo de obra de arte, y de refresco, para este ya largo verano. Así las cosas, no se sabía bien si sería posible montar las instalaciones de los distintos eventos al aire libre. Todos mirábamos al cielo.
 Guarecidos bajo el techo del taller los grabados - habitantes habituales de él- también esperaban el fin de la lluvia, y compartían ese pequeño espacio con las nuevas pinturas de Elena Gonzalez Fraile   -que ya nos visitó la edición anterior- y con las cerámicas y esculturas de mi hermana Olga Fontales.

 Llegada la tarde, por fin las nubes comenzaron a despedirse y entonces fue la gente la que tomó el lugar de la lluvia, inundando -ahora ellos- las calles y las plazas de Sóller y el taller.

  Gracias nubes!

1 comentario:

  1. Alguien dijo que el mejor trabajo era el de supervisor de nubes. Tumbado en una hamaca mirando al cielo.

    ResponderEliminar